El Antropologo Forense
 
 

By
Robert W. Mann, M.A.
and
Douglas H. Ubelaker, Ph.D.
Physical Anthropologists Department of Anthropology Smithsonian Institution, Washington, D.C.

Este Artículo fue originalmente publicado en el Boletín de la Agencia Federal de Investigaciones (FBI), en Julio de 1990. Fueron agregadas imagines de “OsteoInteractive”.

 
 

 

En los últimos años, así como la investigación de la Escena del Crimen se ha vuelvo mas compleja y sofisticada, también le ha sucedido a la Antropología Forense. Los Antropólogos Forenses asisten a los especialistas médicos y legales en la identificación de restos humanos o no, no identificados.

La Antropología Forense como ciencia incluye las excavaciones arqueológicas; examinación de cabello; insectos; plantas; y huellas de pisadas; determinación del tiempo transcurrido desde la muerte; reproducción facial; superposición fotográfica; detección de variantes anatómicas; y el análisis de lesiones y tratamientos médicos pasados. De todas formas, en la práctica, los Antropólogos Forenses ayudan primariamente a identificar de un cuerpo basándose en la evidencia disponible.

Por ejemplo, cuando un esqueleto es encontrado en un área boscosa es llevado a la morgue o laboratorio antropológico para su examinación. El primer paso es determinar si estos restos son humanos, animales, o materia inorgánica. De ser humanos, un Antropólogo intentará estimar la edad, raza, sexo, y estatura del cuerpo.

Si el esqueleto muestra evidencia de sepultura prolongada o está acompañado de ataúdes o puntas de flechas, generalmente representa una sepultura histórica o prehistórica mas que una muerta reciente. Los equipos de construcción frecuentemente desentierran estos esqueletos durante excavaciones para construcción de casas o caminos. Luego de combinar toda la evidencia, el Antropólogo determinará el posible significado de los restos para las autoridades médicas y legales.

Aunque la principal tarea es el establecimiento de la identidad del fallecido, también proporcionan cada vez más opinions expertas del tipo y tamaño del arma(s) usada y el número de golpes que han recibido las víctimas de crímenes violentos. De todas formas, debe notarise que los Patólogos Forenses o expertos relacionados en la medicina forense son quienes determinan la causa del deceso, y no los antropólogos.

La mayoría de los antropólogos poseen títulos específicos y han examinado cientos de restos. También se encuentran íntimamente familiarizados con la anatomía humana y como ésta varía en las diferentes poblaciones. Algunos antropólogos también poseen experiencia en ciencias policiales o medicina, así como también serología, toxicología, Investigación de la escena del crimen, manejo de evidencia, y fotografía. Un número limitado de antropólogos trabaja con análisis de huellas de pisadas y especies de insectos carroñeros en relación a la estimación del tiempo transcurrido desde la muerte.

Quizás la habilidad de mayor valor que posee el Antropologo Forense sea su familiaridad con las sutiles variaciones en el esqueleto humano. Aunque la mayoría de los esqueletos adultos tienen la misma cantidad de huesos (206), no existen dos esqueletos idénticos. Por lo tanto, las observaciones de patrones o rasgos característicos a menudo llevan a identificaciones positivas. El método más frecuentemente usado es la comparación de imagines fotográficas dentales pre y post mortem. Si tales imagines no existen, o se encuentran fuera del alcance del antropólogo, las lesiones óseas antiguas o variantes anatómicas reveladas en otras imágenes pueden proveer la evidencia comparativa necesaria para el establecimiento de una identificación positiva.

 

Ejemplo Hipotético

Suponga que unos cazadores encuentran un esqueleto parcialmente vestido en el suelo en un área boscosa densa con gran parte de su vestimenta rota y esparcida por carnívoros. Los oficiales de las fuerzas de seguridad son llamados a la escena, así como también el especialista medico o coronel. La escena es fotografiada previo a la remoción de los restos y luego éstos son llevados a la morgue judicial.

Una vez en la morgue, el medico forense examina los restos en busca de evidencia de trauma, tal como marcas de puñaladas en la camisa, trauma en el cráneo y mandíbula, y huesos rotos. Las radiografías y fotografías del cuerpo muestran que no hay presencia de proyectiles o perdigones. La examinación de la vestimenta no revela billetera u otros objetos de identificación personal.

El medico forense efectúa una medición cuidadosa del área púbica por lo que determina que los restos corresponden a un hombre de mediana edad. NO hay evidencia de pelo facial o cabello para la determinación de afiliación racial. Por las mediciones tomadas en la escena del crimen, el examinador estima la estatura. También, un odontólogo forense es llamado a realizar registros dentales. Aunque el cuerpo tiene un número importante de cavidades dentales grandes, no muestra evidencia de arreglos o intervenciones de ningún dentista. En este punto, el examinador medico requerirá la asistencia de un antropólogo, quien conducirá un estudio más detallado de los restos en su laboratorio.

Su examinación confirma los datos encontrados por el medico, pero sin embargo existen preguntas pendientes que el antropólogo debe responder:

  • ¿Cuál es la raza del individuo?
  • ¿Cuál es la edad y estatura del individuo?
  • ¿Por cuanto tiempo ha estado muerto el individuo?
  • Si hay alguna evidencia de trauma cerca del tiempo de muerte
  • ¿Hay alguna característica en el esqueleto que pueda auxiliary en el establecimiento de la identidad?
  • ¿Hay algún indicador de tratamiento post-mortem o alteración de los restos?
Afiliacion Racial

La cuestión de la afiliación racial es de difícil respuesta ya que si bien su clasificación posee algunos componentes biológicos, se encuentra principalmente basada en afiliaciones sociales. De todas formas, algunos detalles anatómicos, especialmente en el rostro, a menudo sugieren la raza del individuo. En particular, individuos blancos que tiene rostros mas angostos con narices altas y peras prominentes. Los individuos negros poseen aberturas nasales mas grandes y los indios americanos y asiáticos tienen mejillas que se proyectan hacia delante y rasgos dentales característicos.

La examinación de este esqueleto revela trazas consistentes con la afiliación blanca. Una examinación mas detallada del cráneo produce algunas muestras de pelo lacio rubio. La examinación microscópica del cabello también indica la raza blanca.

A f r o a m e r i c a n o

 

Estas dos mandíbulas son comparadas por la inversión de sus ramas. Los afroamericanos exhiben una inversión moderadamente pronunciada en el área media posterior. En los hombres esto es mas prominente que en las mujeres. Los caucásicos y mongoles muestran poca o nada de inversión.

I n d i o s · A m e r i c a n o s

C a u c a s i c o s

Estando posibilitados de observar la ventana ovalada a través del meato auditivo externo en un especímen de cráneo seco ha sido recientemente descubierto de importancia en la diferenciación entre Caucásicos e Indios Americanos, o Mongoles (Birkby, Walter H., Napoli, Michelle L., Maxwell Papers #4, 1992 ). La ventana es visible ya que la abertura del meato es más largo y ancho en los caucásicos.

Retención de la sutura metópica es generalmente una característica caucásica. Esta sutura está presente en los fetos ya que los huesos craniales están en formación pero generalmente se vuelven borrosas con el desarrollo del cráneo.

Los caucásicos generalmente tienen paladares con forma parabólica a elíptica. Aunque no pueda verse aquí, el paladar tiene una protuberancia.

 

Edad y Estatura

Generalmente, la examinacion de el hueso púbico, la unión sacro-ilíaca, cantidad de dientes, cráneo, cambios artríticos en la columna, y estudios microscópicos de los huesos y dientes achican la edad estimada dada por el antropólogo. Luego de examinar el esqueleto, estos indicadores sugerirán que el hombre tenía entre 35-45 años en el momento de la muerte.

La estatura puede estimarse midiendo uno o más huesos largos completos, preferentemente el fémur o tibia. Si la estimación de estatura se realiza sobre huesos largos incompletes, estos datos serán menos específicos. Esta medición puede luego ser introducida en una formula basada en la raza y sexo para estimar. En este caso la estatura del individuo fue estimada en 5'7'' a 5'9'' con un promedio de 5'8.''

0-5 años de edad

Cráneo - grosor : El calvarium es mucho mayor en relación al rostro y mandíbula en esta etapa de la vida. Esto se debe a que el cerebro se desarrolla más rapidamente en en comparación a la dentadura. La mandíbula y maxilar crecen cuando los molares permanentes comienzan a salir. Esto ocurre en la edad aproximada de 6 años. Este niño está por lo tanto entre ñps 3 y 5 años de edad basándonos en el estado de erupción dental y calcificación. Los dientes son indicadores muy impotantes para la edad de los niños tan jóvenes ya que los patrones de evolución son conocidos. De todas formas, hay algunas variantes entre poblaciones y sexos.
Dentadura : El estado de desarrollo dental aquí visto es de la edad aproximada de 5 años. Los dientes de leche están volviendose mas espaciados, el primer y segundo molar han salido completamente y puede verse los dientes de los 6 años (primeros molares permanentes) comenando a salir. Los incicivos centrales son los primeros dientes en caer.
Osificación de Huesos Largos : Las estimaciones de edad por la fusión de la epifisis en los huesos largos puede ser encontradad en Johnston (1962) . La fusión en el húmero ( como se muestra aqui) comienza alrededor de los 17 años y finaliza por los 25. Información más específica puede encontrarse en McKern and Stewart (1957:44)
Vertebra Subadulta: Existen 3 centros principales de osificación y 5 sitios secundarios de desarrollo en la vértebra humana. El centro y dos medios del arco de la vértebra se forman como centros principales y están presentes en el nacimiento. Durante la pubertad, la epifisis aparece y las puntas de los procesos transversos, el proceso espinal, y las superficies superiores e inferiores del cuerpo vertebral(anillos epifiseales). Las tasas de fusión varían con el cumplimiento del desarrollo y finaliza a los 25 años de edad.

18-23 años de edad

 

Epifisis Clavicular Medial

Anillo Epifisal

30-40

60+

Cuerpo Vertebral Collapsado

Edentulous - maxilla

Simfisis Púbica- cara symphyseal de un hombre de 71 años de edad

Pubic Symphysis - cara symphyseal mujer anciana -edad exacta desconocida

Suturas Craniales, 60+ años

Pérdida de dientes, resorpcion alveolar- mandibula

Arthritis - vertebra

Sternal end of rib - 70+years old

Determinación del Sexo

Aca se ilustran 3 de las mas importantes diferencias entre las pelvis femeninas y masculinas. Las mujeres generalmente presentan sciatic notches más anchas y grandes (a). Las mujeres adultas tienen Adult females have moderate to deep preauricular sulci while males have little or no indentations in this area (b). The auricular surfaces in males are generally flat while females exhibit moderate to pronounced elevation (c).

 

 

Intervalo de Tiempo desde la Muerte

Estimar el tiempo que ha transcurrido desde la muerte puede ser extremadamente difícil. En su mayor parte, tal estimación se basa en la cantidad y condición de los tejidos blandos, como por ejemplo la piel, el músculo y los ligamentos presentes, la preservación de los huesos, cantidad de raíces de plantas que han crecido, olor, y cualquier actividad carnívora e insecticida. De todas formas, muchas otras variables pueden ser consideradas, tales como la temperatura en el momento de la muerte, las heridas penetrantes, humedad, si es árido, acidez del suelo, retención de aguan. Mientras más tiempo haya transcurrido desde la muerte, más difícil será la determinación del intervalo. En este ejemplo hipotético, el antropólogo determinó que el individuo murió entre 6 y 9 meses previos a su detección, basándose principalmente en la condición de tejido blando y la cantidad de raíces crecidas en la vestimenta del individuo.

Evidencia de Trauma

Luego de que la sucidad ha sido removida de los huesos usando agua y un cepillo suave, un número de cortaduras débiles se vuelven visibles en las costillas izquierdas y la mitad de la columna. El número de cortaduras discretas en 3 costillas y una vértebra sugieren que este hombre fue apuñalado un mínimo de 3 veces. NO se noto ninguna evidencia adicional de trauma.

El proyectil entró por la región lateral frontal del hueso parietal derecho, saliendo de forma superior lateral a través del parietal izquierdo.

La herida causada por un proyectil calibre .22 muestra los bordes evertidos del cráneo, característico de los orificios de entrada.

Este gráfico ilustra el tipo de fractura cranial secundaria que puede darse con heridas de armas de fuergo. El fluido cerebro-espinal que recubre el cerebro absorbe la fuerza del impacto distribuyendo el shock por todo el cráneo. La presión resultnte causa este tipo de fracturas desde el interior hacia afuera.

La gran proximidad del arma al momento de ser disparada causa la introducción de la pólvora son deflagrar y semideflagrada dentro del cráneo.

 

La herida se encuentra ubicada levemente hacia la derecha de la línea central. La trayectoria del proyectil es hacia abajo y derecha saliendo por la región occipital entre la línea inferior del nuchal y el foramen magnum.

Este es el orificio de salida explicado anteriormente. El proyectil abandonó el cráneo por el hueso occipital (a). Al abandonar el cráneo el proyectil creó esta ,ancha color cobre (b).

 

Distinguiendo Características Oseas

Una investigación mas profunda reveló que el hombre presentaba una fractura sobre su ojo derecho y mandíbula superior de por lo menos varios años previos a la muerte. El individuo también tenía el septum nasal severamente desviado y presentaba evidencia de una importante infección nasal crónica. Esta observación debe ser recalcada ya que si precisó de ayuda médica para el tratamiento de la fractura o su condición sinusal, deben de habérsele tomado radiografías que proveerían de una excelente oportunidad para una identificación positiva.

 

Procedimientos Post-Examinacion

Luego de que el antropólogo forense finaliza con la examinación, el medico forense prove toda la información obtenida del esqueleto a los oficiales de policía que están investigando el caso. La información es luego ingresada en el Centro Nacional de Información del crimen (NCIC).

En este caso hipotético, luego de varios meses, una búsqueda falla en encontrar a la persona desaparecida que concuerde con la descripción. Por lo tanto, el examinador medico y los detectives regresan al antropólogo forense para requerir que se intente la reconstrucción facial.

Dos métodos son posibles para la reconstrucción facial. Primeramente, el antropólogo puede trabajar con un artista compositor con experiencia en realizar identikits basados en la descripción de testigos oculares. O, también puede llamar a un especialista en reproducción facial en tres dimensiones, técnica en la cual la cabeza es reconstruida en arcilla directamente sobre el cráneo y mandíbula o sobre buenas copias de estas. Dado los fondos limitados, el artista y el antropólogo trabajan conjuntamente para producir un dibujo de la persona representada en los restos óseos. Este dibujo será luego puesto a disponibilidad del público y los medios.

Poco después, dos hombres no relacionados que han visto la imagen en la televisión se presentan pensando que podía ser un familiar. Los registros médicos y dentales para ambos individuos no podían ser ubicados, pero sí estaban a disposición fotografías tomadas dentro de los 2 últimos años.

Utilizando nuevas técnicas de superposición fotográfica y comparación, el antropólogo forense excluye a uno de los individuos inmediatamente. Sin embargo, las fotografías del segundo individuo tomadas 3 años antes de la muerte mostraban que el individuo había sido tratado por lesiones faciales de un accidente vial. La configuración nasal frontal coincidía exactamente con las radiografías del cráneo recuperado, por lo tanto identificando positivamente a la víctima.

 

El valor de la Antropología Forense

Un antropólogo forense realiza contribuciones significativas a una investigación. Quizás la mayor sea su intensivo entrenamiento y experiencia en la diferenciación entre restos humanos y no humanos, edad al momento de la muerte, afiliación racial, sexo, estatura, tiempo transcurrido desde la muerte, trauma óseo, daños y alteraciones post-mortem al esqueleto, y el establecimiento de una identificación positiva basada en la evidencia ósea y dental. Tal información puede ser obtenida de cuerpo completos o de aquellos parcialmente destruidos por quemaduras, choques aéreos, mutilaciones intencionales, desmembramientos, explosiones, y otros desastres masivos. De hecho, un antropólogo forense es ahora un miembro integral de la mayoría de las unidades de desastres masivos.

En su entrenamiento antropológico, la mayoría de los expertos adquieren conocimientos de técnicas de excavación que son invaluables en la recuperación de evidencia. Consecuentemente, el antropólogo debería participar en la investigación de la escena del crimen, y especialmente en la recuperación de restos óseos humanos.

 

Conclusion

Muchos antropólogos forenses ofrecen sus servicios a las agencias de seguridad, coroneles y médicos forenses. Sin embargo, una agencia no tiene acceso a ellos, los expertos pueden ser encontrados en las grandes universidades, en museos y en algunas oficinas de médicos forenses. Debería notarse, que no todos los antropólogos están calificados para la práctica forense. Existe una lista de profesionales certificados que puede ser obtenida de la Academia Americana de Ciencias Forenses. Los antropólogos forenses tienen mucho que contribuir a las fuerzas de seguridad y estarían felices de contribuir con una investigación.


M ientras que la información aquí presentada es de fuentes confiables, no existe sustituto para la experiencia profesional. De utilizar cualquier técnica aquí descripta, controle las regulaciones locales y los procedimientos a seguir. Si tiene alguna duda sobre que técnica utilizar, contacte a un experto en el campo en cuestión.

 

 

http://medstat.med.utah.edu/kw/osteo/forensics/

 
 
VOLVER AL MENU DE PATOLOGÍA FORENSE | VOLVER AL MENU PRINCIPAL